Por medio de la presente, pasamos a informarles acerca del Modelo 720, el cual articula la declaración de las tres obligaciones de información contenidas en los artículos 42 bis, 42 ter y 54 bis del RD 1065/2007, de 27 de julio, relativa a “bienes y derechos en el extranjero”.

La declaración correspondiente al ejercicio 2023 deberá presentarse entre el 1 de enero y el 01 de abril de 2024.

Estarán obligados a presentar el Modelo 720 las siguientes personas y entidades cuando, por tipo de bien o derecho (cuentas, valores o inmuebles), el valor conjunto de los bienes y derechos tenidos en el extranjero supere el umbral de los 50.000 euros:

  • Personas físicas y jurídicas residentes en territorio español. De acuerdo con la normativa específica, estatal o foral. Incluidos los trabajadores desplazados al extranjero, ya que se consideran residentes.
  • Los establecimientos permanentes en dicho territorio de personas o entidades no residentes.
  • Las entidades a que se refiere el artículo 35.4 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre.

Quedan excluidos de esta obligación informativa

  1. Aquellas cuentas de las que sean titulares las personas jurídicas y las personas físicas residentes en territorio español que desarrollen una actividad económica y lleven su contabilidad oficial recogida con suficiente detalle de estos bienes o derechos situados en el extranjero. No obstante, en el caso de personas físicas empresarios o profesionales, la obligación de informar persiste en todo caso en el supuesto de valores, seguros o rentas.
  2. Las personas físicas no residentes sin establecimiento permanente en España y que tributen por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes.
  3. Personas físicas acogidas al régimen fiscal especial para trabajadores desplazados a territorio español regulado en el artículo 93 de la Ley 35/2006, del IRPF.
  4. Cuando el valor conjunto de los bienes y derechos de cada uno de los bloques antes mencionados (cuentas, valores o inmuebles) no supere los 50.000 euros. Para calcular el citado límite se debe tener en cuenta la valoración global de los bienes independientemente del grado de participación de cada obligado.
  5. Cuando, habiéndose cumplido con esta obligación, cualquiera de los valores de los tres diferentes bloques de bienes y derechos anteriormente mencionados no hubiese experimentado un incremento superior a 20.000 euros respecto de los que determinaron la presentación de la última declaración. En todo caso, será obligatoria la presentación de la declaración para aquellos bienes ya declarados anteriormente y respecto de los cuales el contribuyente pierda la condición que determinó en su día la obligación de declarar (por ejemplo, en caso de cierre de cuentas bancarias).

 

Contenido del modelo 720

En dicho modelo se deberán declarar datos completos de identificación y valores sobre:

 

a) Cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero. En este apartado se incluyen las monedas virtuales de las que sea titular en el extranjero

Se incluirán los saldos de las cuentas a 31 de diciembre y el saldo medio correspondiente al último trimestre del año de la totalidad de las cuentas de titularidad del contribuyente, o en las que figuren como representantes, autorizados o beneficiarios, o sobre las que tengan poderes de disposición o la consideración de titular real.

Dicha obligación también se extiende a quienes hayan sido titulares, representantes, autorizados, o beneficiarios de las citadas cuentas, o hayan tenido poderes de disposición sobre las mismas, o hayan sido titulares reales en cualquier momento del año al que se refiera la declaración, estos deberán indicar el saldo de la cuenta en la fecha en la que dejaron de tener tal condición.

No existirá obligación de informar sobre ninguna cuenta cuando conjuntamente no superen el umbral de los 50.000 euros.

 

b) Valores, derechos, seguros y rentas depositados, gestionados u obtenidas en el extranjero

Se incluirán los saldos de los valores/derechos a 31 de diciembre, según las normas de valoración que para cada elemento corresponda, de los siguientes activos:

  1. Los valores o derechos representativos de la participación en cualquier tipo de entidad jurídica.
  2. Los valores representativos de la cesión a terceros de capitales propios.
  3. Los valores aportados para su gestión o administración a cualquier instrumento jurídico, incluyendo fideicomisos y «trust» o masas patrimoniales que, no obstante carecer de personalidad jurídica, puedan actuar en el tráfico económico.
  4. Seguros de vida o invalidez.
  5. Rentas temporales o vitalicias.

La obligación de información se extiende a cualquier obligado tributario que hubiese sido titular o titular real de las acciones y participaciones en cualquier momento del año al que se refiera la declaración y que hubiese perdido dicha condición a 31 de diciembre de ese año. En estos casos, la información a suministrar será la correspondiente a la fecha en la que dicha extinción se produjo.

Cuando el importe de los valores/derechos no supere conjuntamente los 50.000 euros, no existirá obligación de informar.

Debe destacarse a este respecto, que en los casos en que el producto financiero contratado por el contribuyente haya variado durante el año (desinversión en acciones que hayan supuesto nueva inversión en otras), persiste la obligación de información respecto tanto de las posiciones canceladas como de las nuevas realizadas durante el ejercicio, aun cuando no se hayan producido variaciones en el importe de la inversión.

 

c) Inmuebles situados en el extranjero o derechos sobre los mismos

Se informará sobre el valor de adquisición cuando se ostente la titularidad del inmueble a 31 de diciembre.

La obligación de información también se extiende a cualquier obligado tributario que hubiese sido titular o titular real del inmueble o derecho, en cualquier momento del año al que se refiera la declaración y que hubiera perdido dicha condición a 31 de diciembre de ese año. En estos supuestos, la declaración informativa deberá incorporar el valor de transmisión del inmueble o derecho y la fecha de esta.

En este caso tampoco existirá obligación de informar sobre ningún inmueble o derecho sobre bien inmueble cuando los valores no superen, conjuntamente, los 50.000 euros.

 

Quedamos a su disposición para cualquier duda o consulta que les pudiera surgir. En tal caso, diríjase a la persona de contacto habitual en nuestro despacho.

Puede leer el artículo entero en el siguiente link.