José María Bové Montero, Cónsul General Honorario de Austria para Cataluña y Aragón, ha recibido la Gran Insignia de Honor al mérito por la República de Austria de manos del Embajador en España, Enno Drofenik. Se trata de una de las distinciones de mayor rango que otorga el país centroeuropeo.

La condecoración, conocida como la Orden al Mérito de la República de Austria, es una de las primeras órdenes que se otorga en Austria a personas que destacan por sus logros en las áreas política, económica, cultural, intelectual o en el trabajo voluntario. La República de Austria la confiere de forma excepcional para honrar a personas (de Austria y del extranjero) que hayan prestado servicios meritorios al país. Los beneficiarios son seleccionados por el Gobierno y son otorgados por el Presidente de acuerdo con las leyes respectivas.

En su discurso de agradecimiento al recibir la Gran Condecoración de Honor, José María Bové ha destacado “el privilegio que ha supuesto el haber trabajado con el actual y anteriores embajadores de Austria de los que obtiene y ha obtenido tantos aprendizajes”. También ha compartido parte de un escrito de la Exministra Federal de Asuntos Exteriores, Ursula Plassnik, sobre que “la labor de un Cónsul Honorario es guardar y fomentar los intereses de la República de Austria y de sus ciudadanos”. Y ha subrayado “la robusta conexión que tenemos a nivel consular con la Embajada en Madrid, que nos da apoyo y consejo en todo momento”. La demarcación geográfica como Cónsul General Honorario de Bové durante sus años de servicio a la República de Austria la componen Cataluña y Aragón. “Barcelona es la tercera ciudad en el mundo que no es capital de un Estado con más consulados, lo que es una indicación de la internacionalización y de la robustez de la economía catalana”, ha destacado Bové.

José María Bové es el presidente y fundador de la firma de servicios profesionales Bové Montero y Asociados. En julio de 2006 fue nombrado Cónsul General Honorario de Cataluña y Aragón. Esta Condecoración de Honor coincide con la celebración de 17 años de labor de Bové como Cónsul General Honorario al servicio de la República de Austria.

Consulte aquí el artículo publicado en La Vanguardia.