El 23 de abril es el día de Sant Jordi en Cataluña, una festividad típica que transforma las ciudades de la región en espacios únicos para la cultura y las flores. Según la tradición, las mujeres reciben una rosa como regalo y los hombres un libro, lo que convierte esta celebración en algo especial en la cultura catalana.

Como en años anteriores, Bové Montero celebró este día junto a todo el equipo de manera solidaria, colaborando con la Fundación Aura. Esta entidad sin ánimo de lucro tiene como misión ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual mediante la inclusión social y laboral siguiendo la metodología “Empleo con apoyo”.

Dos miembros de la Fundación, que han vivido en primera persona el gran trabajo que realiza, trajeron a la oficina de Barcelona las rosas solidarias y las repartieron entre todos los profesionales.

Este tipo de acciones son parte del plan de Responsabilidad Social Corporativa de la firma, que adquiere una mayor relevancia en su 45º aniversario, ya que reafirma su compromiso de seguir Dejando Huella en la sociedad.

Además de la festividad de Sant Jordi, también se celebra a nivel internacional el Día del Libro. Una jornada instaurada por la UNESCO en 1995 con el objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de los derechos de autor, y que conmemora el fallecimiento de dos grandes escritores como Miguel de Cervantes y William Shakespeare.