¿Tiene que pagar impuestos en España por una casa que solo utiliza unos meses al año? Y si la alquila, aunque sea por unas semanas, ¿cuáles son sus obligaciones? Veamos el Modelo 210 de impuestos en España para no residentes.

El Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR) es un impuesto que tiene como objetivo gravar las rentas percibidas – o cobradas – en territorio español por personas no residentes en España. Es obligatorio declarar este impuesto mediante el Modelo 210 de la AEAT, la Agencia Tributaria española.

Principales razones para declarar en España

  • Haber obtenido ingresos por trabajos realizados en España, tras una breve estancia, sin ser residente fiscal. «Es el caso, por ejemplo, de ponentes, artistas o deportistas que no viven en España –explica François Blin, socio de Bové Montero-, pero que deben presentar el Modelo 210 porque han obtenido ingresos y tienen que pagar el IRNR
  • Luego está el caso de todos los ingresos, presuntos o reales, vinculados a bienes inmuebles ubicados geográficamente en España, que trataremos en detalle.
  • Finalmente, cuando se vende un inmueble ubicado en España.

Ejemplo de un francés que compra una casa en España

Si tomamos el ejemplo de un francés residente en Francia que compra una casa en España para disfrutarla durante los meses de verano: ¿Debe pagar impuestos en España durante todo el año? «Sí –afirma François Blin-, se trata de un ingreso por imputación inmobiliaria. Por lo tanto, si no alquiló su propiedad en ningún momento del año anterior, deberá cumplimentar el Modelo 210. El impuesto se calcula tomando el 1,1% del valor catastral del inmueble, y sobre él pagará el 19%».

 

IRNR a pagar: No importa si ha utilizado o no su casa

Cabe destacar que no importa si usted ha utilizado o no su hogar. Por ejemplo, durante la pandemia, muchos no residentes no pudieron viajar para ‘disfrutar’ de su segunda residencia, pero, aun así, tuvieron que declarar y pagar el IRNR.

¿Cuáles son los plazos para la declaración?

En cuanto al plazo, los ingresos imputados deben declararse en el año siguiente. Es decir, el plazo de presentación del Modelo 210 va del 1 de enero hasta el 31 de diciembre del año siguiente al que se disfruta del inmueble. De hecho, hasta el final del año, es imposible saber cuántos días ha utilizado su propiedad, ya que puede haber sido vendida antes del 31 de diciembre o alquilada, en cuyo caso la tributación es diferente.

La Agencia Tributaria española ha enviado un número considerable de cartas a los propietarios de pisos alquilados ‘en negro’

¿Y qué pasa si he alquilado mi casa?

Si alquila su casa, aunque solo sea por un mes, tendrá que cumplimentar el Modelo 210, «pero entonces – señala François Blin– puede deducir los gastos derivados del alquiler, siempre que sea residente en un país del Espacio Económico Europeo. Por el contrario, si vive en Estados Unidos por cuestiones profesionales, por ejemplo, no podrá deducir ningún gasto».

El Modelo 210 debe cumplimentarse anual o trimestralmente, según corresponda

 

Listado de gastos deducibles

Entre los gastos que pueden deducirse se encuentran: el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles); otros impuestos como la recogida de basuras, si no se repercute en el inquilino; las cuotas de condominio; el coste de determinados gastos fijos (por ejemplo, si alquila la vivienda con Internet incluido, este gasto será deducible); honorarios de agencia; en algunos casos los intereses pagados por el préstamo; la amortización del inmueble hasta el 3% del valor catastral o del coste de adquisición, incluidas las comisiones, y el seguro a todo riesgo. Tenga en cuenta que puede ser interesante incluir una cláusula anti okupas o de cobertura de los gastos de desahucio, algo que muchas compañías de seguros han añadido a sus pólizas.

Recuerde que estos gastos solo pueden deducirse al 100% cuando el inmueble se alquila en los 365 días del año, de lo contrario habrá que prorratear el número de días alquilados para la mayoría de los gastos.

Puede ser interesante incluir una cláusula anti okupas o de cobertura de los gastos de desahucio

Por último, la reducción del 60% prevista en el IRPF (el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas residentes en España) para los ingresos por alquiler no es aplicable actualmente a los no residentes. Sin embargo, esta norma claramente discriminatoria ha sido denunciada ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que aún no se ha pronunciado al respecto.

 

Casa alquilada: ¿Cuál es el plazo para la declaración?

En el caso de los ingresos derivados del alquiler de bienes inmuebles, la declaración se realiza trimestralmente, dentro de los 20 primeros días naturales de enero, abril, julio y octubre. En cada una de ellas se incluyen los ingresos acumulados en el trimestre anterior. Este período de 3 meses también se mantendrá en el caso de la venta de bienes inmuebles.

IRNR: Atención a los que siguen sin declarar en España

Cuidado con los que no declaran, a sabiendas o no, estos ingresos de alquiler obtenidos en España. De hecho, las autoridades fiscales españolas tienen cuatro años y cada vez más medios para descubrir este tipo de información. En España, todavía había registrados 1,28 millones de alquileres no declarados, lo que representaba el 40,8% del total, por lo que la AEAT ha iniciado una campaña de inspección tributaria desde 2016.

Y para el ejercicio fiscal de 2021, la administración española ha enviado un número considerable de cartas a los propietarios de inmuebles alquilados ‘en negro’. Se ha pasado de 21.000 inspecciones en 2016 a más de 713.000 este año. Por lo tanto, tenga cuidado, ya que ocultar información a las autoridades fiscales españolas supone un fraude y puede tener consecuencias en forma de inspecciones fiscales y sanciones.

 

VIA https://lepetitjournal.com/madrid/logement/maison-espagne-quels-impots-francais-non-residents-337564