Comisión Europea

 

La Comisión pide a España que se suprima la obligación impuesta a los contribuyentes no residentes de nombrar un representante fiscal

La Comisión Europea ha decidido a fecha 25 de julio de 2019 enviar un dictamen motivado a España por obligar a los contribuyentes no residentes a designar, en determinados casos, un representante fiscal con domicilio en España, algo que puede dar lugar a costes adicionales y a obstáculos para los contribuyentes. Según la jurisprudencia del TJUE, esta obligación implica soportar el coste de la remuneración de dicho representante.

Además, el hecho de que el representante deba residir en España obstaculiza la libre prestación de servicios de personas y empresas establecidas en otros Estados miembros de la UE y del EEE. Estas obligaciones legales quebrantan la libre circulación de los trabajadores, la libertad de establecimiento, la libre prestación de servicios y la libre circulación de capitales (artículos 4549 y 56 del TFUE), en la medida en que imponen costes adicionales a los contribuyentes no residentes que pueden disuadirlos de emprender actividades o realizar inversiones en España.

Si España no actúa en los próximos dos meses, la Comisión podría optar por llevar el asunto ante el TJUE.

 

AUTOR:

Andreu Bové

Andreu Bové
Asesor Fiscal, Madrid
above@bovemontero.com
+34 91 561 54 14